Red Mundial de círculos de sanación Ho'oponopono

Interesados en facilitar un círculo de sanación

Si estás interesad@ en facilitar en tu población un círculo de sanación de Ho’oponopono, por favor contacta conmigo: CONTACTO

Información para facilitadores:

1. Sintonizar
Para empezar nos ponemos de pie y unidos en círculo tomados de la mano, nos sintonizamos con nuestra propia divinidad, creando entre todos un espacio sagrado para la sanación. Dicha conexión es dirigida por el facilitador del encuentro que, en voz alta, hace la invocación a la divina presencia en nombre de todos los presentes.

2. Compartir
Seguidamente, el facilitador hace una pequeña introducción sobre la
la práctica del Ho’oponopono para aquellos que asisten por primera vez. Y después se abre un turno de palabras para compartir experiencias, aclarar dudas o hacer preguntas.

3. Sanación personal
A continuación, comenzamos a practicar Ho’oponopono. La primera sanación es individual, cada uno se enfoca en el problema que quiere sanar mientras el facilitador del encuentro dirige el Ho’oponopono en voz alta siguiendo los tres pasos: interiorizarse, abrir el corazón y pronunciar las cuatro palabras sanadoras como un mantra en voz alta:
Lo siento, perdóname, te amo y gracias…
Podemos ambientar este momento con música instrumental suave.

4. Sanación grupal
En este momento, los participantes que atraviesan por una situación crítica en sus vidas o una grave enfermedad que desean recibir una sanación grupal, solicitan la ayuda del grupo.
En los círculos no nos enfocamos en los problemas. Asumimos nuestra
parte de responsabilidad en el asunto y solamente nos ocupamos de limpiar y borrar practicando Ho’oponopono, los falsos programas que compartimos. Invitamos a la persona que va a recibir la sanación grupal a que tome asiento en el centro del círculo y después todos juntos borramos los programas que compartimos que están creando su problema diciendo en voz alta: «Divina presencia, pido perdón y me perdono ahora, desde la raíz y para siempre, por la parte de mí que ha creado el problema de salud, físico, mental, emocional, espiritual o económico o cualquier otro a ……».
Y en este momento, el interesado dice su nombre y sus dos apellidos.

De esta forma, nos aseguramos de incluir en la sanación a todos sus ancestros. Seguidamente, todos juntos repetimos en voz alta las palabras sanadoras: Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

A continuación, podemos extender esta sanación grupal a las personas, familiares y amigos de los participantes que se encuentran enfermos o tienen problemas de cualquier índole que quieren recibir la sanación del Círculo. En este caso, pronunciamos en voz alta los nombres y apellidos de las personas al centro del círculo y seguidamente recitamos todos juntos las palabras sanadoras, tal como expongo en la práctica grupal anterior.

5. Sanación planetaria
En el último paso, nos enfocamos en sanar con Ho’oponopono todas las
creencias y memorias que compartimos y que contribuyen a crear los
problemas que vemos en el mundo. Unidos, borramos con Ho’oponopono nuestra responsabilidad en los conflictos del país, el malestar político, económico y social de nuestra nación o de cualquier situación mundial o planetaria dolorosa o conflictiva que esté sucediendo en ese momento.

Hacemos la práctica idéntica a la sanación grupal pero en este caso usamos el nombre del país. Para ello, el facilitador pronuncia en voz alta el mantra sanador:

«Divina presencia, pido perdón y me perdono ahora, desde la raíz y para siempre, por la parte de mí que ha creado los problemas políticos, sociales y económicos de… país. Lo siento, perdóname, te amo, gracias.»

Todos juntos repetimos el mantra en voz alta hasta sentir que ya es suficiente. Poco a poco, nos vamos quedando en silencio, a la escucha de lo que sentimos en nuestro cuerpo, mente y corazón.

Para finalizar el encuentro y antes de despedirnos, nos centramos en
la energía de la gratitud tomándonos de las manos para dar las gracias a la presencia de todos los participantes y a nuestra propia divinidad.

Extraído del libro: “El Espíritu de Aloha, el poder de Ser feliz ahora”.

Dra. Mª Carmen Martínez Tomás. Editorial Oceano-Ambar

Enero – Limpiar y borrar los falsos programas del yo humano-ego que nos provocan sufrimiento. Sanar el miedo

Febrero – Limpiar y sanar la relación con el padre

Marzo – Limpiar y sanar la relación con la madre

Abril – Limpiar y sanar la relación con los hermanos y/o familiares

Mayo – Limpiar y sanar  la relación con ex parejas

Junio – Limpiar y sanar  las relaciones laborales

Julio – Limpiar y borrar los pensamientos carentes de amor

Agosto – Limpiar y borrar las palabras carentes de amor

Septiembre ­­– Limpiar y borrar las emociones que nos provocan sufrimiento

Octubre – Limpiar y sanar la relación con la madre Tierra

Noviembre – Limpiar y sanar los programas que limitan la prosperidad

Diciembre – Limpiar y sanar la relación con el clan familiar y los ancestros

 

Divina Presencia pido perdón y me perdono desde la raíz y para siempre
en todas mis vidas pasadas, presentes y futuras, por la parte de mi que está creando este problema con…………………………………………………………………

Lo siento, perdóname, te amo, gracias
Lo siento, perdóname, te amo, gracias
Lo siento, perdóname, te amo, gracias

X